15 signos de emergencia que debes conocer

 Algunos síntomas de emergencia son difíciles de re­conocer o no son considerados serios por algunos pa­dres. La mayoría de los padres no van a subestimar la importancia de una quemadura seria, hemorragia mayor, asfixia, convulsión o incluso coma. Sin embargo, si su niño tiene cualquiera de los siguientes síntomas también llame a nuestra oficina o celular inmediatamente:

 

Un Recién Nacido Enfermo. Si su bebé tiene menos de un mes de edad y está enfermo, el problema pudiera ser serio.

 

Somnolencia Grave. La fatiga durante una enfer­medad es normal, pero tenga precaución si ve que su niño comienza a parpadear, no sonríe, no juega, se en­cuentra demasiado débil para llorar, está flácido o le es muy difícil despertarlo. Todos éstos son síntomas graves.

 

Dolor Intenso. Si su niño llora cuando usted lo toca o lo mueve, éste puede ser un síntoma de meningitis. Un niño con meningitis tampoco quiere ser cargado. El llanto constante y la incapacidad de irse a dormir tam­bién pueden ser síntomas del dolor intenso.

 

Incapacidad para Caminar. Si su niño ya ha apren­dido a caminar y luego pierde la capacidad de pararse o caminar, probablemente sufre un daño serio en las piernas o algún problema agudo que no le permite tener un buen equilibrio. Si su niño camina en posición doblada, tratando de proteger el abdomen, proba­blemente tiene un problema abdominal grave, como apendicitis.

 

Dolor de Abdomen. Presione el estómago de su niño mientras se encuentra sentado en sus piernas y viendo un libro. Normalmente usted debe ser capaz de presionar cada pulgada con los dedos en todas las partes del abdomen sin mayor resistencia o dolor. Esto es im­portante si su niño empuja su mano o grita cuando usted le está tocando. Si el abdomen se encuentra lleno de gases y duro, el problema es aún más peligroso.

 

Testículo o Escroto Adoloridos. La repentina instala­ción de dolor en el área inguinal puede ser debida a torsión del testículo. Esto requiere cirugía dentro de las siguientes 8 horas, para salvar el testículo del niño.

 

Problemas para Respirar. Usted debe evaluar la res­piración de su niño una vez que le haya limpiado la nariz y cuando no esté tosiendo. Si su niño tiene pro­blemas para respirar, crup o silbido de pecho, necesita que lo examine el médico inmediatamente. Otros signos de dificultad respiratoria son: frecuencia respira­toria de más de 60 respiraciones por minuto, labios de color azul o retracciones (cuando se hunde entre las costillas al respirar).

 

Labios Azules. Los labios azules o cianosis pueden indicar escasez de oxígeno en el flujo sanguíneo.

 

Salivación. La repentina instalación de salivación o regurgitación, especialmente asociada con problemas para tragar, puede significar que su niño tiene una infec­ción fuerte de las amígdalas, la garganta o la epiglotis (parte alta de la tráquea).

 

Deshidratación. Deshidratación quiere decir que los líquidos del cuerpo del niño se encuentran bajos. La deshidratación usualmente ocurre después de vómito o diarrea intensos. Sospeche deshidratación si su niño no ha orinado en 8 horas; si llora y no produce lágrimas; si la boca está más seca que húmeda; o si la parte blanda de la cabeza (fontanela o mollera) se encuentra hundida. La deshi­dratación requiere la administración inmediata de líquidos, ya sea a través de la boca o directamente en la vena.

 

Abombamiento de la Fontanela. Si la fontanela ante­rior se encuentra tensa y abombada, el cerebro está bajo presión. Como la fontanela normalmente se abomba con el llanto, examínela cuando su niño se encuentre con la cabeza en posición vertical.

 

Rigidez del Cuello. Para examinar si hay rigidez de cuello, acueste a su niño, luego levántele la cabeza hasta que la barbilla toque la parte media del pecho. Si se resiste, coloque un juguete u otro objeto de interés en el abdomen a fin de que vuelva a mirar hacia abajo para buscar el juguete. La rigidez de cuello puede ser un signo temprano de meningitis.

 

Lesión en el Cuello. Hable con el médico de su niño sobre cualquier lesión que haya sufrido en el cuello, sin considerar los síntomas. Existe el riesgo de un daño a la médula espinal.

 

Manchas Color Púrpura. Manchas rojas o color púr­pura en la piel pueden ser signo de infección en la san­gre, con la excepción de los moretones que tengan al­guna causa, por supuesto.

 

Fiebre de más de 40.6°C. Todos los sínto­mas que ya hemos mencionado son indicadores más fuertes de enfermedades graves que el grado de fiebre. Todos ellos pueden ocurrir con fiebre baja o con fiebre alta.

La fiebre se vuelve un indicador fuerte de infección grave únicamente cuando la temperatura se eleva arriba de 40.6°C. En niños una temperatura de menos de 36°C puede también ser muy grave.

Contacto

Dr. Rafael Alberto Briseño Vázquez

Pediatra - Neonatólogo

 

Star Médica consultorio 207

 

Av. Universidad 103, interior 207. Villas de la Universidad

Aguascalientes, Aguascalientes

CP 20020

 

Teléfono: 449 152 05 63

               449 153 02 23

               449 538 9074

 

Urgencias: 449 115 99 29

                  

Facebook:

Pediatra - Neonatólogo Dr. Rafael Briseño Vázquez

 

Correo electrónico: consultorio_pediatrico_ags@hotmail.com

Estamos también en redes sociales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Dr. Rafael Alberto Briseño Vázquez. URGENCIAS: 449 115 99 29