ICTERICIA DEL RECIÉN NACIDO

INTRODUCCIÓN

 

Ictericia es cuando la piel y la parte blanca de los ojos (la esclera) toman un color amarillo debido a cantidades aumentadas de un pigmento amarillo en el cuerpo, llamado bilirrubina. La bilirrubina es producida por la descomposición normal de los gñóbulo rojos.

 

Normalmente la bilirrubina se procesa en el hígado y se excreta en forma de bilis a través de los intestinos. La ictericia aparece cuando la bilirrubina se acumula en la sangre porque el hígado de los recién nacidos no es capaz de descomponerla y eliminarla con la suficiente rapidez. Esto puede deberse a diverso motivos, como:

  • Los recién nacidos fabrican más bilirrubina que los adultos porque renuevan más a menudo los glóbulos rojos.

 

  • El hígado de los recién nacidos todavía se está desarrollando y esa inmadurez no les permite eliminar la cantidad adecuada de bilirrubina de la sangre.

 

  • Los intestinos los recién nacidos reabsorben una cantidad demasiado elevada de bilirrubina antes de eliminarla a través de la las heces.

A algunos bebés, una concentración elevada de bilirrubina en sangre (generalmente superior a 25 mg/dl) puede provocarles sordera, parálisis cerebral u otras lesiones cerebrales. Menos frecuentemente, la ictericia puede indicar la presencia de otro trastorno, como una infección o un problema en la glándula tiroidea. La American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría) recomienda examinar a todos los lactantes a los pocos días de nacer para determinar si tienen ictericia.

TIPOS DE ICTERICIA

 

Ictericia Fisiológica (Normal)

 

La ictericia fisiológica ocurre en más del 50% de los bebés. La inmadurez del hígado parece retardar el pro­cesamiento de la bilirrubina. La ictericia aparece el se­gundo o tercer día de vida. Usualmente desaparece a la primera o segunda semana de edad y los niveles alcan­zados no son dañinos.

 

Ictericia del prematuro

 

Es frecuente en los bebés prematuros, que tardan más en regular eficazmente la excreción de bilirrubina. En los bebés prematuros, la ictericia debe tratarse a concentraciones más bajas que en los bebés a término a fin de evitar posibles complicaciones.

 

Ictericia del Bebé Alimentado con Seno Materno

 

La ictericia por alimentación con seno materno ocurre en 5% a 10% de los recién nacidos. Es causada por in­gesta insuficiente de leche materna (calorías y líquidos) y sigue el mismo patrón de la ictericia fisiológica.

 

Ictericia por la Leche Materna

 

La ictericia por la leche materna ocurre en 1 % a 2% de los bebés alimentados con seno materno. La causa una sustancia especial (inhibidora) que algunas madres pro­ducen en su leche. Esta sustancia (una enzima) aumenta la absorción de bilirrubina por parte del intestino. Este tipo de ictericia comienza de los 4 a los 7 días de edad y puede durar entre 3 y 10 semanas.

 

Incompatibilidad de Grupos Sanguíneos (Rh o Problemas ABO)

 

Si el bebé y la madre tienen diferente tipo sanguíneo, algunas veces la madre produce anticuerpos que destru­yen las células rojas del recién nacido. Esto causa una repentina elevación de los niveles de bilirrubina en la sangre del bebé. Este tipo de ictericia comienza durante las primeras 24 horas de vida. Los problemas del Rh son ahora prevenibles con una inyección de RhoGAM que se aplica a la madre durante las primeras 72 horas después del parto. Esto evita que la madre forme anticuerpos que puedan dañar a sus futuros bebés.

 

TRATAMIENTO DE LA ICTERICIA GRAVE

 

Altos niveles de bilirrubina (usualmente más de 20 mg/ dL) pueden causar sordera, parálisis cerebral o daño cere­bral en algunos bebés. Los niveles altos usualmente ocurren cuando hay problemas con el tipo sanguíneo. Estas complicaciones pueden ser prevenidas disminu­yendo los niveles de bilirrubina mediante fototerapia (luz azul que desdobla la bilirrubina en la piel). En mu­chas comunidades, la fototerapia puede ser usada en la casa. En contadas ocasiones es necesario hacer un recambio de la sangre con una técnica especial (conocida como exanguinotransfusión) para proporcionar al bebé sangre limpia y, así, eliminar el exceso de bilirrubina.

 

TRATAMIENTO DE LA ICTERICIA AL SENO MATERNO

 

Trate de aumentar la producción de leche materna. Lea acerca de la alimentación con seno materno o hable con un especialista en lactancia. Aumente la frecuencia de las alimentaciones. Déle pecho a su bebé cada 1 ½ ó 2 ½  horas durante el día. No deje que su bebé duerma por más de 4 horas en la noche sin alimentarlo. Si usted debe suplementar su alimentación, hágalo con fórmula, no con agua azucarada.

 

TRATAMIENTO DE LA ICTERICIA CAUSADA POR LA LECHE MATERNA

 

La bilirrubina puede alcanzar niveles de hasta 20 mg/dL en menos del 1 % de los niños con ictericia ocasio­nada por la leche materna. Casi siempre elevaciones a este nivel pueden ser prevenidas alimentando al niño más frecuentemente. Alimente a su bebé cada 1 ½ ó 2 ½  horas. Como la bilirrubina sale del cuerpo a través de las heces, el tener frecuentes evacuaciones puede ayudar. Si su bebé duerme más de 4 horas en la noche, despiértelo para alimentarlo.

 

Hay veces en que la bilirrubina no disminuye con las comidas frecuentes. En este caso los niveles de bilirrubina pueden ser reducidos alternando la alimenta­ción con seno materno y la alimentación con leche de fórmula durante 2 ó 3 días. El suplementar con agua azucarada no es tan provechoso como hacerlo con leche de fórmula para eliminar la bilirrubina del cuerpo. Siempre que usted deje de amamantar a su bebé, asegú­rese de usar una bomba para extraerse la leche, a fin de mantener la producción de la misma. La alimenta­ción con seno materno nunca debe ser descontinuada permanentemente a causa de la ictericia ocasionada por la leche materna. Una vez que la ictericia desaparezca, usted podrá volver a alimentar a su bebé sólo con leche materna, sin preocuparse de que la ictericia aparezca de nuevo.

 

Los recién nacidos a menudo dejan el hospital 24 a 48 horas después del nacimiento. Los padres por lo tanto tienen la responsabilidad de observar de muy cerca el grado de ictericia de su recién nacido. La intensidad del color amarillo se juzga mejor cuando se observa al bebé desvestido bajo una luz natural.

LLAME A NUESTRA OFICINA

 

INMEDIATAMENTE si

 

• La ictericia aparece en las primeras 24 horas de vida

• Su bebé no orina en más de 8 horas.

• Su bebé sufre fiebre de más de 38°C

• Su bebé comienza a verse enfermo.

 

Durante horas normales si

 

• Su bebé se ve de color amarillo muy profundo o anaranjado.

• Su bebé tiene menos de 3 evacuaciones por día.

• La ictericia no ha desaparecido por el día 14.

• Usted tiene otras preguntas o inquietudes.

 

 

Fuente: Instrucciones para pacientes de pediatría. Segunda edición. Barton D. Schmitt

Contacto

Dr. Rafael Alberto Briseño Vázquez

Pediatra - Neonatólogo

 

Star Médica consultorio 207

 

Av. Universidad 103, interior 207. Villas de la Universidad

Aguascalientes, Aguascalientes

CP 20020

 

Teléfono: 449 152 05 63

               449 153 02 23

               449 538 9074

 

Urgencias: 449 115 99 29

                  

Facebook:

Pediatra - Neonatólogo Dr. Rafael Briseño Vázquez

 

Correo electrónico: consultorio_pediatrico_ags@hotmail.com

Estamos también en redes sociales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Dr. Rafael Alberto Briseño Vázquez. URGENCIAS: 449 115 99 29